Prototipos: Triciclo

Quiero empezar la categoría de prototipos con unos de los proyectos de mi compañera y amiga Irene García Montiel.
Es un triciclo realizado según el diseño de uno de los estudiantes de la escuela superior de diseño de Murcia, en una colaboración que tuvo lugar entre los alumnos de las dos escuelas, unos aportaban los planos y los diseños y los otros fabricaban el prototipo con el fin de probar los productos y evaluar posibles errores.

triciclo

Los materiales son: planchas de madera de pino de 28mm de espesor, piezas metálicas como tuercas y arandelas, barniz y esmalte de color rojo.

En primer lugar se pasaron los planos de Autocad a V-carve para cortarlos con la máquina de control numérico. Se utilizó una fresa de 3mm para hacer los cortes en capas de 4 mm.
Obtenidas las piezas fresadas, algunos ajustes se perfeccionaron manualmente, como el corte en pendiente del sillín en el eje central.

piezas

eje

El siguiente paso fue pintar las piezas con esmalte rojo y disolvente aplicado con pulverizador. Para un acabado perfecto fueron necesarias cuatro capas de la mezcla.

pintura

Para aumentar la adherencia de las ruedas del triciclo al suelo, se forraron con goma de zapatero que se pegaron a la madera con cola de contacto y después se fijó con púas

rueda0rueda1

Con todas las piezas preparadas, sólo falta hacer que todo encaje. Se hicieron orificios entre las piezas que se reforzaron con barras de aluminio macizo para añadir resistencia. Recordamos que se tarta de un prototipo y que debe resistir el peso de un niño de unos cinco años.

orificios

barra1

Las ruedas se reforzaron con casquillos de bronce colocados en los orificios. El eje es una barra de aluminio macizo cortada a medida sujeta con horquillas también de aluminio.

En la rueda trasera se pusieron unas piezas que actúan como tope con pasadores elásticos.

rueda delantera rueda trasera

Y ya queda terminado el triciclo, que, debo decir que tiene unos acabados excelentes y que cumplió al cien por cien su objetivo, no sólo porque aguanta el peso de un niño de cinco años, sino que aguanta el peso de la propia Irene y el mio! Sí, una vez lo tienes delante es muy difícil resistirse a probarlo…

triciclo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *