Aplicaciones de la maqueta en el cine: Origen

Esta será la primera de muchas entradas sobre este tema ya que los ejemplos son muchísimos y agruparlos en uno sólo supondría no detenerme lo suficiente con cada uno de los que me gustaría mencionar.

Las maquetas representan para la industria cinematográfica una alternativa para poder rodar escenas de una manera más económica que los efectos digitales y realizar así, escenas que de otra manera sería imposible recrear. De este modo, los modelos a escala ocupan un papel fundamental entre los efectos especiales más utilizados en el cine.

La película Origen (Christopher Nolan, 2010) está cargada de efectos especiales de principio a fin, pero es en una de sus escenas clave donde una maqueta le roba el protagonismo a los efectos creados por ordenador.
Para la explosión de la fortaleza en la cima de una montaña, Nolan contó con las construcciones de los Estudios New Deal que fabricaron una maqueta a escala 1:6 después de estudiar los bocetos conceptuales del departamento de arte.
Se determinó esa escala no sólo por los costes, debían construirla lo más grande posible porque en las escenas que incluyen explosiones y fuego, cuanto mayor sea la escala, mejor se ve en la película y el tamaño de las instalaciones lo hacía posible.
La maqueta está compuesta por la montaña, el edificio y varias torres que fueron construidas por separado y luego ensambladas en plató. Para sostener el conjunto se apilaron contenedores como piezas de Lego.
El edificio está concebido como una estructura de hormigón, aspecto que debía ser imitado en la maqueta, para lo que se utilizó yeso y espuma de uretano con la que hacían moldes. Con estos materiales tenían la ventaja de la ligereza y la fragilidad para romperse en la explosión de una manera determinada.

Assemble0 Assemble1

En las ventanas del edificio se utilizó vidrio para dar más realismo en el momento de la rotura en la explosión.

Para la montaña, se hicieron patrones de roca tallada para después cubrirlo con planchas de uretano como si de alfombras se tratase. Para darle rigidez proyectaron espuma de uretano de mayor densidad sobre las planchas.
La nieve se falsificó con una combinación de nieve decorativa para árboles de navidad y sal de mesa. (¡Qué truco tan de estar por casa utilizado en una superproducción Hollywood!).
La escena fue rodada dos veces para obtener diferentes ángulos y hacer algunos ajustes con la pirotecnia. Para la segunda explosión se aprovechó la estructura de la maqueta, que recubrieron con muros que habían hecho por duplicado.

Personalmente me ilusiona ver cómo el maquetismo convive en equilibrio con las técnicas digitales más novedosas sin perder el toque artesanal aunque de grandes producciones se trate.

 

 

 

Las imágenes utilizadas en este post son propiedad de www.fxguide.com.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *